Dejándome llevar por el viento


Me dejé llevar y me perdí por un mundo mucho mejor que el real.

Comentarios

  1. Qué bonito mensaje y qué bonita foto para ilustrarlo, me gusta mucho :))

    Y te haré caso.

    Un beso Isabel.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener cuidado que a veces el viento viene fuerte...jeje, las dos frases son estupendas pero la foto es preciosa, el encuadre y las texturas son geniales.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Tal vez sin el enorme lastre de las ideas preconcebidas el viento podría jugar mejor y más a su antojo con nosotros, llevándonos a nuevas ideas y pensamientos. Me gusta como has añadido aire por la derecha de la toma dejando que se vea el volumen de la pared para evitar que quedara plana. Abrazo Isabel.

    ResponderEliminar
  4. Depende del viento que sea ...hay vientos tan fuerte que te harían volar.
    De hecho, cuando estuve el año pasado en Aguadulce, tuvimos dos días de viento muy fuerte y tenía que parar un momento de andar, ya que el viento me arrastraba literalmente.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. A vegades quan no saps per on has d'anar, el millor es deixar-se portar.
    Magnífic detall Isabel.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  6. Sensacional encuadre, magníficas las texturas. A veces es mejor dejarse llevar, no resistirse.
    Un abrazo Isabel

    ResponderEliminar
  7. Compte, Isabel, que aquests dies la tramuntana bufa amb força...
    La frase i el cor m'han recordat el famós llibre de la italiana Susanna Tamaro, Vés on et porti el cor.
    Molt ben trobat, Isabel.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomar tu tiempo para dejar un comentario.

Lo más visto